carpintería metálica

Separación de ambientes

Los cerramientos acristalados son una solución ideal para ganar en luminosidad y aprovechar el espacio.

Los separadores acristalados cambian la decoración. Puedes crear corredores o zonas delimitadas, pero siempre dentro de una distribución abierta de tu casa.

Se utilizan para convertir una habitación ciega en un cuarto luminoso, tan solo con la instalación de separadores acristalados con perfilería metálica. La intención de esta ingeniosa solución es comunicar distintos ambientes de forma visual y aportar una pincelada retro a una atmósfera en estilo industrial.

Las puertas acristaladas no dejan de ser ventanas interiores muy útiles para separar el dormitorio del vestidor o del baño, si es en estilo suite; la cocina del comedor, una zona de trabajo en el salón o delimitar el área del recibidor del resto de la casa. La gran ventaja es que no requieren grandes obras, algunos modelos se instalan sin hacer reforma, y dejan que la luz natural fluya por toda la vivienda.

Hay muchos modelos, podrás elegir entre tabiques de cristal con puertas batientes o correderas, paneles acristalados plegables o en forma de fuelle, ventanas sobre muretes fijos… La perfilería suele tener un acabado en negro o metálico, pero puedes incluirlos en distintos colores para que sea una atmósfera más actual o juvenil.

La gran ventaja de las puertas de cristal con marcos metálicos es que, además de dar elegancia, son resistentes y se pueden encargar a medida para el espacio que necesites. Son perfectas para cualquier estilo decorativo.